Los Amores conVersos

Las poesías del corazón

Una tarde, triste y enfadado
alguien había preguntado
qué es lo que este servidor quería de regalo,
y yo sin ningún reparo
le respondí que lo qué más quería era estar a tu lado…

Él, un poco turbado,
dijo interesado:
«y ¿a quien le has consultado?».
Pues a este corazón, que aunque aterrado…
ya ha hablado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *