Éxodo

Empapado, sentí la suave caricia del mar. No había nada más frente a mis ojos, las pequeñas olas de color azul oscuro se estrellaban contra el muelle una y otra vez. Seguí avanzando por la orilla hasta que encontré el vacío. No era mi intención dejarme caer, así que, simplemente giré a la derecha y […]

READ MORE